«Un libro sumamente inteligente. Muy recomendable» 

http://cargadadelibros.blogspot.com.es/2012/10/octubreha-sido-el-mes-de-la-llegada.html#comment-form

Octubre ha sido el mes de la llegada a casa de libros procedentes de autores, editoriales o ganados en concursos y sorteos. Por ello, temo que cuando llegue la hora de hacer balance del Reto libros pendientes voy a ver el poco caso que le he hecho a esa lista. De cantidad no creo que tenga queja pero los eternos pendientes seguirán por ahí. En fin, que en los próximos días veréis aparecer por aquí muchas de esas nuevas incorporaciones ya en forma de opinión. Hoy me inicio precisamente con una reseña muy positiva sobre un libro que transmite y cuenta mucho aunque pueda parecer una simple comedia. Hay humor, mucho humor negro en Alehop de José Antonio Fortuny.

 

Nos encontramos en un pueblo, se intuye que pequeño, del cual desconocemos su nombre. Allí, un buen día llega un circo que, aunque en un principio solo estaba en el pueblo por motivos logísticos, finalmente se queda unos días para representar allí su espectáculo. Para el ayuntamiento de la villa supone un gasto importante instalar en su terreno esta distracción pero la población responde masivamente y de forma positiva a la iniciativa. Mientras todo esto ocurre, un anciano busca una solución rápida y barata que le permita hacer frente a su nueva situación familiar. Su esposa no puede valerse por sí misma y él ya no puede, por problemas de salud, atenderla como es debido. Sin embargo, en el ayuntamiento y en el pueblo nadie parece hacerle caso…de momento.

 

Así empieza esta historia que cuenta principalmente con dos hilos conductores. En primera instancia conocemos al anciano. A mi se me ha figurado, al principio, como un hombre tranquilo, apacible y entregado al cuidado de su mujer; aunque luego cambia un poco la visión que tenemos de él. Y por otro lado, tenemos al señor alcalde del municipio de nombre desconocido. Este hombre encuentra en el circo una gran baza para poner al pueblo a su favor y marcarse un tanto con el grupo de la oposición. Ambos personajes van a conectar por un tercer personaje de gran importancia: el mánager del circo. El cómo conectan entre ellos y el por qué no os lo cuento, hay que averiguarlo.

En cualquier caso, estos tres personajes anterior y todos los que tienen su hueco en este libro están 100% estereotipados. Hay un alcalde en baja forma política, una oposición “toca narices”, un anciano tierno, un pueblo cotilla y ávido de nuevas experiencias, unos periodistas ambiciosos y morbosos o un empresario con mucho ánimo de lucro. En otro contexto, los estereotipos me hubiesen molestado pero, en este caso, son absolutamente imprescindibles ya que no estamos ante una novela al uso sino ante una comedia con mucho humor negro, no te vas a reír pero si vas a asentir con la cabeza en multitud de ocasiones. Eso sí, hay un personaje cien por cien típico y más en un pueblo pequeño como se imagina en el libro: el cura, me falta un cura en esta historia.

Por lo demás, Alehop muestra a una sociedad individualista donde cada cual busca conseguir una meta o un fin personal y donde el espectáculo está servido. Soy periodista y no debería decir esto pero la parte del tema de los medios de comunicación me ha parecido bien tratada porque, aunque se les pone por los suelos, periodistas incluidos, es más que cierto que la audiencia y el dinero priman por encima de la buena información o la veracidad de las noticias, al menos en muchos casos.

Lo dicho, Alehop de José Antonio Fortuny es una muy buena historia, contada de una forma exquisita y que tiene una intención clara: busca algo más que el simple entretenimiento y eso se resume muy bien en el final. El final del libro no es para nada el deseado pero está totalmente en la línea del resto de la historia. Es más, como se ha dicho en otras muchas reseñas no me imagino otro final posible.

En definitiva y para no extenderme más me haré eco de una frase que escribió Laky en su reseña de este libro. Decía algo así como que Alehop iba a ser una historia que recordaría por mucho tiempo, un libro que permanecería en su memoria; y yo no puedo estar más de acuerdo, me ha parecido un libro sumamente inteligente. Muy recomendable.